30 d’octubre 2006

Unseasonably warm

|CASTELLANO|
... después de sudar demasiado tiempo, esperando a que llegase el ansiado otoño, he decidido volver a sacar las mangas cortas y las sandalias del armario. Vuelvo a guardar las botas, los jerseys y las mangas largas. Y yo que tenía preparado mi vestido otoñal para la boda de este sábado. ¿Dónde quedaron esos cucuruchos de papel de periódico para envolver y guardar el calor de las castañas? Esas castañas qme permitían tener las manos calentitas hasta llegar al colegio después de comer en casa.
¡Vaya mundo más caótico!


3 comentaris:

  1. Esto no es lo que era. Llega noviembre y todavía en la playa. Prefiero un otoño más frío, más oscuro. Un otoño de esos que nos ponga triste y melancólicos. Quiero estar triste y melancólico!! pero el eterno verano me lo impide.

    ResponSuprimeix
  2. Llega el otoño y solo se visten con manga larga los maniquís de El Corte Inglés...

    ResponSuprimeix
  3. yo ya no hago el cambio de ropa invierno - verano, no vale la pena...

    ResponSuprimeix