12 de desembre 2007

Mundos sin espacio, tiempo


Me levanté, a esas horas en las que la gente de a pie ya empieza a activarse, las mismas en las que yo suelo llegar al séptimo sueño. Pero ese día me levanté y me asombró el descubrir que a esas horas ya alumbraba el Sol, y de qué manera!

Salí a hacer una gestión y antes de la hora en la que mi séptimo sueño ha concluido estaba de nuevo en mi comedor. Con el pan recién cocido y cortado en la mesa la habitación empezó a oscurecer de una manera enfermiza. Un impulso me hizo abrir todas las cortinas pero no conseguía que entrará luz en mi espacio.


Una pájaro vi

era como un gorrión

pero tenía la cola roja.





Red feather... pic by Waseef


3 comentaris:

  1. Es muy bonito. Esperaba un giro surrealista pero me encontré un precioso pájaro y un inesperado final (bonita foto incluida)

    ResponSuprimeix
  2. Bonito el final tal vez era un pajaro de la pasión.

    ResponSuprimeix
  3. LoveSick, no todo es surrealismo en la vida ni en mi. De todas maneras, no te parece surrealista eso de que el día esté montado, los rayos de Sol ya actúen y de repente la habitación oscurezca. El inesperado final es tan inesperado porqué seguramente la única relación que tiene es que sucedió en la misma medida del tiempo. La foto, ideal.

    Striper, gracias por tu visita y tu comentario. Para mi, ese pájaro no era de la pasión, aunque quizás el de la fotografía sí lo era ;)

    ResponSuprimeix