14 de setembre 2009

Reservas acuáticas


 


Me quisiste, aunque ahora de ti solo queda carne escondiéndose bajo mis uñas. Pelos con los que hice collares para unir esos dientes descolocados. Del cerdo se aprovecha todo, eso dicen. Servirás como mínimo de algo ahora que estás muerto, frío como el puerro que tengo reposando en la nevera. De todas maneras, dulce como la calabaza podré hacer cabellos de ángel para rellenar pastelitos azucarados. Las lágrimas regarán nuevas huertas y llegarán a percolar, siempre va bien tener el acuífero lleno.


4 comentaris:

  1. a mí me ha entrado ganas de saber cómo se llama el personaje y preguntarle si bebe cerveza.
    ¿O no?
    ¿a que a ti también?

    ResponSuprimeix
  2. Pues ya sabe Señor de la Suburbia, solo debe hacerse con alguna de las amantes de Teo, Teito.

    Blumm, usted siempre le pone nombre a los personajes... en este caso quizás no sea necesario. Ah, y me da la impresión que no bebe cerveza... pero a quién se refiere al muerto o a quién de él hizo un festín?

    Van Helsing, bienvenido a la huerta. Siento que te asuste, no era la intención. Por cierto, el enlace que ha puesto a su blog no existe :$

    ResponSuprimeix