20 de juny 2010

La vida te chorrea






Con objetivos tan amplios y difusos a la vez ves la brisa pasar. El aceite con pimentón de las bravas empieza a chorrear y no dejas de sonreír. La vida te toca la espalda y no sabes si te viene por la izquierda o por la derecha, pero las pruebas dicen que llega. Sea como sea estás preparado para dejarla anestesiada e inmovilizada, ilusa fue pensando que te podía sorprender. De un revés te giras la sorprendes y te enfrentas a todos los miedos que se han acumulado en tu espalda. Sí, y entonces llega la cuenta para devolverte a un estado más material que espumoso. La vida genera instantes de pomposidad.


Cap comentari:

Publica un comentari