07 de juliol 2010

Sucumbir o no


Solo espero que ahora mismo estés descansando mientras las máquinas rugen y el sol ilumina el resto. Vivir una vida a contrapie no es sencillo, ni para ti ni los que te damos sombra o te tapamos los oídos en estos días. A medida que pasan los días parece que la meta que toma más forma sea la de no sucumbir a una de la semanas más importantes. Susurrarte buenas noches y que me pudieras contestar lo mismo. Anunciarte un buenos días y que me lo pudieras devolver. Esperar que la hora del pulmón no nos fastidie el próximo eclipsis de corazones y permitir que todo esto fluya como el agua.


4 comentaris:

  1. Me recuerda a esta escena:
    -Ben, ¿qué estás haciendo?
    -Yo diría que ir a la deriva, aquí en la piscina.
    -¿Por qué?
    -Porque resulta cómodo ir a la deriva.

    ResponSuprimeix
  2. A veces está bien esto de ser consciente que uno va perdido pero a la vez no dejar que el pánico y el miedo nos paralice... sino que nos permita seguir a la deriva.

    ResponSuprimeix