24 de juny 2011

Noches arremolinadas


Se apropió de nuestra casa. Perdiste 0 a 2, yo también pero 2 a 0. Nos ganó y por hastío acabamos sumiéndonos en un sueño profundo. Generar un descanso reparador no es nada fácil y menos si nos ponen impedimentos. A veces son los mosquitos otras lo son las personas. El comportamiento humano nada predecible es un misterio con el que jugamos al escondite mientras vemos su surrealismo iluminado des de fuera de nosotros mismos. La tranquilidad a veces no llega con unas aguas calmadas sino con las tempestades que arremolinan corazones de signo contrario. Imanes irreconocibles que funcionan como brújulas de bebés tortuga.


2 comentaris:

  1. Ya. Si es que entre el calor y los borrachos que parece que se animan a salir a la calle con el calor, no hay quien duerma.

    ResponSuprimeix
  2. Si en realidad toda la culpa es del cambio climático ;)

    ResponSuprimeix