03 d’octubre 2012

Acopio agitado



Fingers by Ian Kennedy


Los dedos temblequean solo calmándose al reposar sobre las teclas. Las ideas borrosas palpitan en unos dedos que traducen a pulsos eléctricos una música que troca imágenes viajando del pasado. El recuerdo vital que se esclarece resaltando los signos. Se ha instalado un púlsar que no permite conciliar el sueño cuando ataca con esas claras y tormentosas imágenes que dicen:

Sin conocerte casi,
sin conocerme casi,
sin conocernos nuestras circunstancias.

Distintos puntos de cambio se acaban atrayendo.
Sin remedio me dejo fluir por la vida y contagiar por lo que venga,
entrando en un juego que transgrede toda integridad.

Una noche sin fin,
eterna
la última lectura antes de apagar las luces
suceden
besos suaves en mejillas acolchadas
jugando al escondite de unos labios ciegos
recorren el cuello hasta expulsar un gemido
jadeos circulares de cuerpos infinitos,
comernos      
la boca
el sexo,
cartografiarte y contar mis huesos
copiar tus pies en los míos
danzar en un trance sonámbulo.

Los dedos ya no tiemblan pero las imágenes bombardean las pupilas con la culpa de unas sábanas teñidas en sangre y el relucir del filo rabioso de la sierra. He clavado las uñas en mis delicados brazos pero la ropa entrelazada de la camisa que me circunnavega no puede ser rasgada.



Este texto fue publicado por primera vez en Contra-Escritura (5.9.2012)


Cap comentari:

Publica un comentari