24 de març 2008

Relatos desde el terrario: Supervivencia durante la guerra


Dicen que ante las adversidades nos crecemos, aunque en realidad tan solo se trata de una generalización ya que también abundan los que se mean en las bragas/calzoncillos o los que simplemente las dejan pasar intentado mimetizarse con la pared. Hace un tiempo que vivo en este mi mundo, doy vueltas y más vueltas y todo a mi alrededor ha terminado resultándome familiar. Hago caso omiso y sigo caminando, mi pie izquierdo está un tanto caprichoso estos días, pero avanzo mirando a un lado y a otro resultándome todo esto un tanto familiar. Ah, sí, ya lo había dicho... debe ser mi demencia que no perdona. Se vive tranquilo aquí, incluso me ha dado tiempo para ver cómo algún adolescente revoltoso y con ideales conquistadores se ha convertido en alguien más sosegado y sedentario, cosas de la edad. Por aquí somos unos cuantos pero teniendo en cuenta la fragilidad de mi memoria no sabría decir si muchos o pocos, es que no sé que tienen estos moros que se parecen tanto. Hacía unos días que ahí fuera los bombardeos se habían tornado más intensos, así que desesperado empecé a caminar y a aprovisionarme de todo tipo de vegetales. Dormía poco, tanto por los bombardeos como por mi búsqueda de una salida a esta situación, pero no era para nada fructífero mi desvelo. La desazón no me dejaba tranquilo y encontré un alma paralela en la que apoyarme, se trataba de Eliseu. Él tampoco había encontrado una salida y decidimos que la única escapatoria a aquel estado de sitio era la reproducción masiva de nuestros genes. Se trataría de una invasión de 200 cuerpos diminutos, capaces de cruzar las pequeñas oberturas y así salir del territorio en guerra. Pero la revolución no es instantánea y decidimos ponernos manos a la obra, unas cuantas horas de pegajosa unión seguida de una penetración larga, costosa y estática acompañada de unos ojos inmersos en nuestras órbitas para finalmente esperar el milagro. Parece que ahora mismo el asedio ha cesado y todo se ha tranquilizado. Nos habíamos planteado abortar, pero qué más da si estamos en plena misión colonizadora del espacio exterior.

Desde el terrario, Pasqui



Pasqui and Eliseu having sex and fun by Alegria De La Huerta


10 comentaris:

  1. ....eso de las fallas es tremendo!.... debe haber sido el único capaz de ligar entre tanto jaleo.... XD

    ResponSuprimeix
  2. ¿Le has puesto a los dos nombres de chico? Menos mal que son hermafroditas.

    Lo siento, no se me ocurre nada más. A todos mis chistes malos ya te me has adelantado amenazándome con limarme los dientes XD.

    Saludos.

    ResponSuprimeix
  3. Gracias por tus visitas Alegría!
    Muy original el cuentito de los moluscos, al principio me pareció reconocer algunos tipos humanos...
    La foto demuestra que hermafroditas o no, estos bichos de algun modo también se divierten.
    Cariños desde el otoño que está llegando a Buenos Aires

    Juan

    ResponSuprimeix
  4. humilde, pues sí que tienes razón... es lo que tiene la guerra, que nos une el alma y otras cosas ;)

    Mordisquitos, son lo que son y no tengo ningún problema en que Pasqui y Eliseu hagan lo que quieran... mientras se lo pasen bien. Pensaba que después de las amenazas de limarte los dientes y sacar el ajo y la estaca responderías con alguna receta o algo parecido, pero veo que he mis amenazas han sido suficientemente disuasorias

    Juan MDL, la verdad es que no dejamos de ser unos animales. Pensamos que somo privilegiados pero en realidad muchos de nuestros actos no dejan de ser instintos. Besos que vuelan con el viento otoñal hasta Buenos Aires ;) Impresionantes tus fotos del refugio de montaña ;)

    ResponSuprimeix
  5. Les deseo a Pasqui y Eliseu una larga y fructífera vida!

    ResponSuprimeix
  6. A ver cuantos cuerpos son capaces de producir... la conquista está en marcha!!

    ResponSuprimeix
  7. Els 200 cossos diminuts no escaparan per cap lloc. Es quedaran allí amb ells. Ningú hauria de reproduir-se massivament en espais tancats.

    ResponSuprimeix
  8. Sí o No, el problema està en si son animals que segueixen l'estratègia de la r o de la R. En aquest cas la seva naturalesa els porta a seguir l'estratègia de la r i no hi podem fer res. Tot depèn de si troben un bon lloc per a pondre i incubar els ous. Ja veurem, potser el Pasqui ens seguirà explicant coses des del terrari ;)

    ResponSuprimeix
  9. en tiempos de guerra y sin tv era lo mejor que se podía hacer (siendo el animal que se sea...). en el apagón de nueva york se gestaron toda una generación de niños.
    veo que eres una superviviente de fallas...

    un abrazo.

    ResponSuprimeix
  10. Sí, son históricos todos los baby booms generados a partir de apagones principalmente.

    Sí, las Fallas no han podido conmigo. Ya veremos el año que viene ;)

    Agur!!

    ResponSuprimeix