29 de novembre 2007

Escogiendo el árbol adecuado


Quizás hay preguntas en la vida con las que puedes saber a qué tipo de árbol te arrimas, pues fácilmente puedes descubrir con quién compartes tu camino. Una de estas es la típica disyuntiva entre cual dar primero, la noticia mala o la buena.

Siempre tienes la solución de ser un poco gallega, como soy yo, y responder resolutiva... la que tú quieras.

No hay nada como dejarle el muerto a otro y que decida por ti, al final y al cabo acabarás sabiendo las dos noticias, la buena y la mala, la mala y la buena.


5 comentaris:

  1. No te confundas alegria. Quien ha intentado descubrir con quién comparte camino es la persona que te ha preguntado. Al contestarle "la que tu quieras", te has descubierto :)

    ResponElimina
  2. Adso de Melk2/12/07 16:28

    Lo maravillosamente sorprendente es darse cuenta que aquellos y aquellas que están en nuestro camino no son más que productos de las más variadas casualidades y azares. Pero bueno, si en el fondo han decidido caminar a nuestro paso será por algo.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  3. il Kapo, tú por aquí!! Está clarísimo que quizás era él quién me quería destapar... pero frente a esta disyuntiva nunca sé cual escoger primero.

    Adso de Melk, toda la razón... si un día nos parasemos a pensar en como han llegado a nuestro camino algunos de los que lo comparten o han compartido... quedaríamos extrañados de la cantidad de maneras diferentes por las que dos personas pueden llegar a conocerse y a crear un vínculo más o menos afectivo.

    Petons als dos!

    ResponElimina
  4. No encuentro árboles. ¿Es el cambio climático?

    ResponElimina
  5. Siembre usted... o plante... y en un tiempo verá como el bosque frondoso le abraza. Señor de la Suburbia, no desespere y mire bien a su alrededor que seguro que tiene vegetación cercana. Un beso que se va para el sur ;)

    ResponElimina