08 de novembre 2009

Deslocalización



PaliDOS by AlegriaDeLaHuerta (London, II.2009)



Haciendo de Valencia mi London particular estoy aquí, en un local sin paredes mientras el humo de los udon tapa lo que escribo. Estoy acelerada por las circunstancias y a dos pasos me espera más. Últimamente me siento viva de nuevo, en muchos aspectos, y quizás sea por este poco tiempo que tengo para pensar, ni en lo que me rodea. Me he quemado la lengua, ahí fuera asoma el otoño y mis gafas se empañan. Hoy por fin he conseguido unos udon de verdad, de estos con diámetro inmenso que se deslizan entre los palillos. Mientras, la gente allí dentro salta, cuenta, chilla, bebe y en definitiva, baila los sonidos de antaño. Me duelen las manos y las muñecas, los ojos me pican, el estómago empieza a estar lleno y me encuentro flotando en un indeterminado punto en el espacio tiempo entre gotas de matrix en suspensión. A cada palillada es como si se me hubiera olvidado comer percebes con los dedos de los pies, pero a la siguiente ya recuerdo como darles la vuelta y hacerlo con los ojos cerrados. Lo más difícil es el culín que se resiste y comerte la madera por los codos.
5.XI.2009


4 comentaris:

  1. te quemaste pq no sorbiste d manera ruidosa, tal como se come el ramen. ;) ( si ya se q eran udon, y k?!)

    ResponSuprimeix
  2. Ai, quant de mal ha fet Mapa de los sonidos de Tokyo ;) Tant de bo al final m'hagués acabat menjant un mochi amb un paio com el Sergi López. Sigui com sigui... els darrers dies han estat plens de cremades, i ja no em queden dits sans.

    ResponSuprimeix
  3. És bo sentir-se viu, no importa com.

    ResponSuprimeix
  4. Sí, i ja que passem menys dies vius que morts... serà qüestió de ser congruents i sentir-nos vius ;)

    ResponSuprimeix