04 de juny 2012

Buit


Grapas at Requena by AlegriaDeLaHuerta



Paràlisi, immobilitat, quietud en l'estança.

No hi ets, i no tornaràs, mai,
i tot i així, ets.

La pols en suspensió balla al moviment de la brisa,
tant és qui bufa,
qui respira,
qui sent.

Escriure per no plorar,
respirar per no morir.


4 comentaris:

  1. Hubo una vez, en que los sueños que no llevan a ninguna parte me llevaron de Patras a Venecia, con sal de mediterráneo mezclada con la sal de las lagrimas secas.

    Escriure per no plorar.

    Moscú, 1973, S.Hawkins discute con Yakov Zeldovich y Alexander Starobinski, y para su sorpresa, concluye que los agujeros negros deberían emitir partículas en régimen estacionario, de igual forma que un cuerpo caliente.

    respirar per no morir.

    El ciclo de Krebs. De alguna forma somos un cuerpo caliente.

    ...i més enllà de les raons,
    sempre hi haurà un bon motiu per ser-ho.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Cómo me gusta que te pases por aquí y dejes este tipo de comentarios, me dejas descolocada y boquiabierta a partes iguales :) Me fascinan los agujeros negros, pero qué me dices de los púlsares? Un faro en toda regla, iluminando de forma intermitente. Qué bonitas tus palabras. Gracias por seguir asomándote :)

      Suprimeix
  2. 1967, J. Bell y A. Hewish bautizan LGM (Little Green Men) al primero del cual tenemos noticias. No somos ni pequeños, ni verdes, ni regulares. Pero de alguna forma también somos faros, de alguna forma también decimos "aqui estoy", como lo hace PSR0531+121, o el faro de gibraltar, o el faro del fin del mundo... o sin radiación pulsante que pueda medirse de forma alguna, como hace San Andrés de Teixido, u Ohenro en la isla de Shikuoka.
    Y así, de alguna forma, y por alguna razón, más allá de la mera mecánica ondulatoria, a veces, ocurre una suerte de resonancia en los pulsos que irradiamos. Y nos gusta.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Y nos gusta, sí.
      Como dice Drexler en 12 segundos de oscuridad inspirado en el faro del Cabo Polonio: no es la luz lo que importa, en verdad son los 12 segundos de oscuridad.

      Suprimeix