19 d’octubre 2012

Miles de colores


arcoiris para todos by AlegriaDeLaHuerta


Un día llegaron miles de colores, bueno en realidad fueron dos, dos días, dos situaciones, dos pellizcos en la mente. La primera vino de una amiga de la universidad cuando me dijo que para qué vestirse con colores apagados y aburridos si para eso ya estaba la vida. Con el color de nuestra vestimenta podíamos levantarnos el ánimo y decidí ponerlo en práctica. La segunda fue cuando empecé mi segunda etapa universitaria, fue una decisión por pura logística y simplicidad. No podía ser tener la ropa interior de color blanco y el resto de colores. Eso no auguraba nada bueno, solo crearía desajustes horarios, gastos tremendos de agua e incluso catástrofes cuando a los colores les diese por invadir al impoluto territorio blanco. Fue así que decidí atacar al último reducto monocromo y crear un surtido de ropa interior que cubriese todo el espectro de la luz visible.


4 comentaris:

  1. ¡Colores siempre!
    La otra mañana, fría y lluviosa, estaba en la estación. Observando me di cuenta de que todos, absolutamente todos, llevaban abrigo negro y pantalones/falda oscura... La más alegre era yo, y eso que mi abrigo era verde oscuro... Decidí que la próxima mañana de tren y madrugón, me pondré el abrigo rojo.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Mare, Raquel, i que t'esperes trobar al país gris per excel·lència? És interessant com distintes poblacions, tot i estar al nord responen de manera diferent a les condicions climàtiques. A Holanda són més acolorits i això s'agraeix. Al mal temps bona cara i bons colors!! ;)

      Suprimeix
  2. Señora de la Huerta. Una pregunta, ¿se puede ver? Por favor, testimonio gráfico ya.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Sí, sí... claro que se puede ver, en persona y uno se lo debe ganar. ¡Ya sabe!

      Suprimeix