11 d’agost 2014

Mon cher


Te leo e irremediablemente un escalofrío me recorre. 

Te leo y un déjà vu embriagador me recuerda cómo yo también solía jugar con las palabras.

Te leo y me doy cuenta que te echo de menos, pero quizás no tanto a ti como a nuestro nosotros.


4 comentaris:

  1. El tiempo hace estragos, aunque no siempre puede con todo. Una suerte de filtro entra en escena y el teatro lleno de fantasmas aplaude una vez más. No es tan malo... ya que lo mejor siempre está por ser escrito.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Qué suerte tener comentaristas como tú. Gràcies!

      Suprimeix
  2. Ah, si dius això no puc deixar de preguntar. (Al final som investigadors no?) Sort? i ... que tinc jo? bo ... que diries que tinc jo?

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Molta paciència bones paraules i savoir fer... Gràcies de nou!

      Suprimeix