04 de desembre 2008

Azul - rojo - negro


Dreifarbiges Dreieck by Rafael Peñaloza


Escribo en negro, siempre lo había hecho en azul, hace unos días en rojo. Ahora escribo en negro con esa tinta sedosa que reptando emborrona toda la página. Esta mañana gotas de rojo se diluían en el agua que caía de la ducha, siempre quedaba limpia pero mi corazón seguía goteando sin cesar. Ahora la sangre ennegrecida no cae, tapona de forma abrupta aquellas heridas internas que no se ven pero que continuamente punzan de dolor.
3.XII.08


13 comentaris:

  1. Qüestió de temps, com sempre. O no?

    ResponSuprimeix
  2. ¡Ànim! No és la primera vegada que t'ho dic...

    ResponSuprimeix
  3. Jeroni Maleuff, com deien Els Pets La vida és bonia però complicada. Qui sap, potser al final el cor acaba sent una aberració total per totes aquelles cicatrius lletges, que es veuen, que sobresurten talment com l'erupció d'un volcà. T'has superat, ja vas per tres comentaris seguits... m'encanta... amb diferència de tan sols un minut. Seguirem mirant el rellotge. Bon pont!!

    alegría, gracias!

    ResponSuprimeix
  4. Molts records desde BCN.

    ResponSuprimeix
  5. Te falta el verde. Todo llegará...

    ResponSuprimeix
  6. Bonito texto,y a la vez muy triste,haz honor a tu nombre "Alegría",besos,cuídate mucho por favor.
    quierorecordartesiempre

    ResponSuprimeix
  7. alegría, el verde forma parte de mi. Una de mis propias terapias se basa en los colores, pero precisamente no la de los bolígrafos.

    quierorecordartesiempre, el agua ha dejado de salir ensangrentada. Ahora todo está taponado, quizás en algún momento estallará y de nuevo os salpicaré con todo mi corazón... qué gore, no? Un beso muy fuerte, gracias por estar ahí, por apoyarme y sentir la música que nos rodea. Un beso!

    ResponSuprimeix
  8. mmm... trist, prò de colors. :)

    ResponSuprimeix
  9. alegría, eing?

    Núr, certament sí!

    ResponSuprimeix