02 de novembre 2009

Cambios de rumbo, en caliente


No entiendo porque las cosas se pueden hacer tan mal. Quizás ahora me vendrá algún flashback como los de la película Ajami y entonces lo podré entender todo, podré justificar a la otra parte, ver las circunstancias ocultas. Sé que más de uno se podrá haber sorprendido al leer la primera noticia. Se habrán secado la gotita de sudor. Pero al recibir la segunda noticia habrán sacudido sus cabezas y se les habrán salido los ojos de las cuencas mientras habrán mostrado con cara estupefacta una mueca traducida por ¿qué cojones es esto? ¿quién es este? ¿quién te envía? Habrán mirado al cielo por si la Luna ilumina un resquebrajamiento del cielo, una señal divina. Pero nada de eso habrá pasado y solos en sus habitaciones frente al ordenador seguirán sin entender nada de nada.

No sabía nada, bueno sí, algo sí, pero podríamos decir que era un titular sin artículo envuelto por una cinta donde ponía top secret. Pienso que las cosas se podrían hacer mejor y no costaría tanto. Todo tiene su tempo y mantener a la gente un poco informada, no de los detalles pero sí de lo que se cuece, no debería ser complicado y evitaría malos ratos. ¡Vaya! Que me siento impotente porque yo lo hubiera gestionado de otra manera. No se puede jugar con las ilusiones que ponen las personas en un proyecto y menos con sus ideas, debería dársele la oportunidad de bajarse del barco antes de que cambie de rumbo o quedarse a esperar la llegada a puerto.


Cap comentari:

Publica un comentari