26 de desembre 2015

Al que llegó a mí


Entonces el azar llegó a mí y lo dejó todo patas arriba. Como adolescentes bebemos del sudor de nuestros cuerpos llegados al éxtasis y no pensamos en que al despertar alargaremos el brazo al otro lado de la cama y no estará allí. La vida se ha convertido en una retahíla de futuros y de distancias irreconciliables. Suerte que la madurez le da un tono de sabiduría y paciencia que nos permite volvernos locos sin perder la cordura. O eso querría pensar...

...sabiendo que al final acabaría llegando a mí y nos volvería locos!


06 d’octubre 2015

Al que dejé pasar


Estaba sutilmente borracho, y eso es un gran qué teniendo en cuenta que acababa de conocer a un irlandés de despedida de soltero. Estaba agradablemente gracioso e interesado, incluso era fácil de creer. Cuando volvió de la pausa le dije que se sentara a la vera de su futura mujer, lo que provocó empezar a decidir dónde viviríamos, coincidimos que una granja podría ser un buen lugar.

Le pregunté qué es lo que quería, a lo que contestó que me quería a mi, interpreto que entera. Entonces le pregunté que antes de llegar a eso qué deseaba, y accediendo le di mis datos. Nos veríamos al día siguiente, lo repitió un par de veces. No nos despedimos, nos íbamos a ver al día siguiente, y aunque no me hubiera dejado ir, simplemente acarició con la palma de su mano el arco de mi espalda.

Este suave recuerdo que mantengo de una persona a la que probablemente no vea nunca más, y aquel y si que me martillea mentalmente cada vez que intento una nueva combinación de palabras en el buscador. Pero no aparece, como si fuera una persona inexistente o producto de mi mente. El hombre de mi vida, al que pude tocar, al que miré a los ojos y al que dejé pasar.

Cómo pude dejarlo todo al azar...



07 de setembre 2015

Nada


Esta jodida sensación de acabar siempre perdiendo el culo por ti, o el otro, o el de más allá. Acabo sobrevolando mi vida y pensando que soy una pringada que pierde su vida por los demás y no consigue que nadie la trate de igual. Perderse en las ilusiones. Nada. Sonará fuerte Second de fondo, y nada. Nada.


05 de setembre 2015

Unspeakable


No poder dir-te que t'estimo, que lluito perquè no siguis l'home de la meva vida, malgrat no aconseguir-ho. Et veig i no m'adono que m'afectes, doncs no podria suportar saber que altres dones se't mengen, i ho fan. Perquè només de veure't amb aquell somriure em fas perdre el sentit, i no em puc resistir.

13 d’agost 2015

El descanso del guerrero


Claus en hidràulics
Claus en hidràulics, ADLH 12.VIII.2015

Poner en horizontal la cama viajera,
la que un día compraste en París,
trasladaste a Valencia y más tarde,
me llevé a Barcelona.

Qué necesidad de descanso tiene el guerrero.

18 de juliol 2015

Vidas ~ XVII


Aquella mañana Carmen no dejó el sudoku en el buzón y fue así como supe que había muerto. Se quedó sin respuestas y su corazón dejó de latir. La perdimos y con ella sus sonrisas y miradas veladas. Nada más permaneció mientras todo quedó escrito en sus párpados cuando la encontré inerte como el sofá que la sostenía.

Nivel difícil. 3 vidas. Game over.

01 de juny 2015

Mensajes ajenos en buzón propio


Eduardo, ¿qué tal estáis hijo mío? Oye, que muchas felicidades por tu cumpleaños, eh. Que cumplas muchos y con salud. Y felicidades de Mariano también, ¡eh! ...¿Qué tal Patricia? Dale un beso a Patricia y al Éric, y cuidaros, ¡eh! Eduardo, que cumplas muchos hijo mío. Hala un abrazo, adiós.

20:40;25.V.2015

17 de maig 2015

Els brots esquerdaran el formigó


És diumenge, a casa fa oloreta de paella. No es paella valenciana sinó catalana. No té garrofons ni cargols, però té carxofa per a parar un tren. Els grans d'arròs no seran groguencs, doncs han virat a un verd propi d'aquesta època. Veig a les xarxes socials que hi ha moviment, us indigneu i sota un sol de justícia sortiu a les places, als carrers i a l'horta. La única cosa que em passa pel cap és voldria ser a València, menjar de la paella amb cullera de pal, i sortir al carrer a cridar i defensar aquesta terra que necessita tant d'amor, i d'aquí a una setmana votar. Perquè durant vuit anys de viure-hi vaig sentir que el canvi arribaria, que s'estava covant d'alguna manera, i n'estic segura que aquesta terra despertarà. Els brots esquerdaran el formigó i sortiran al seu pas per a respirar de nou. Ara està a les vostres mans!


22 d’abril 2015

Vidas ~ XVI


Cuando toco en el metro hay dos momentos mágicos
en los que el mundo parece detenerse.

Son pocas las veces que el pasillo se queda vacío, desierto y dispuesto a expulsar el silencio. Solo yo y mis notas lo habitamos, y parece como si estuviera en mi casa tocándole a mi abuela que me escucha desde su balancín.

La mayoría de veces somos yo, el instrumento y mi mirada cortada a los dos metros. La pared oprime mis notas y acaban escapando hacia los laterales, metros y metros recorriendo el pasillo del transbordo más largo que podáis imaginar. En alguno de los estribillos musicales giro la mirada y veo las caras, las personas, las prisas del tumulto. Pero alguna vez, alguien entre la marea mira hacia adelante y se quita los auriculares, disminuye el paso y cierra levemente los ojos. Durante ese momento de conexión puedo ver como sus pies levitan, sin embargo se interrumpe dramáticamente cuando me sobrepasa, y sin volver la mirada, se vuelve a poner los auriculares y continua su marcha con los pies ahora pegados al suelo de nuevo.

Cuando toco en el metro hay dos momentos mágicos
en los que el mundo se detiene.