20 de novembre 2016

01 de novembre 2016

Aguantar


La crema de la primera teràpia. ADLH, XII.2013

Aguantar, aguantar, aguantar sense dir res, com si qui aguantés estoicament hagués de guanyar un premi. No és més que perdre la llum i morir.


16 d’octubre 2016

A punto de ver la luz


El balcón es verde, alguno días ha tenido tonalidades rojas y ahora se aproxima una época amarilla. Los pétalos de unos girasoles tardíos están a punto de ver la luz, antes lo hizo uno de los muchos gladiolos, y también la dalia doblemente. No cuento los claveles de la india que han sido un portento ni el dondiego de noche que desde que se recuperó del trasplante no ha parado de dar flores, unas veces blancas, otras fucsias, otras blancas y fucsias con sus diversos destellos, una sorpresa cada noche al salir al balcón. Pero lo que realmente me acaba llenando es ese momento que tengo la ensalada de tomate preparada, y salgo al balcón, me agacho y observo de cerca a la menta. Podría pensar que tiembla, pero creo que no, cuantas más hojas le saco más bonita se pone. Hojas grandes, lustrosas, verdes y con un gran aroma, que cortadas a trocitos me dan una gran satisfacción. El toque final de cualquier plato lo acabo poniendo yo, de mi balcón, de mis mimos diarios. 

El resultado que no estés aquí,
tu jardín rebosa de vitalidad,
mi balcón respira de gratitud.


01 d’octubre 2016

Aquellos días de la independencia


En aquellos días iba diciendo que todo se debía probar. Que había comprado una lata de atún de la marca día y era horrible, pues tenía las migas de atún flotando en el aceite de girasol. Que la había probado y nunca más la compraría, pero que había comprado otros productos de esa marca y sí que eran buenos. Así que, mi filosofía de consumo de alimentos parecía forjarse de una forma sólida. 

Eran esos días, los primeros días de la independencia.


19 de juny 2016

En negro


Ayer le vi, no circulaban coches y apenas había cuatro personas en la esquina. Él cruzó con un paso lento pero seguro, con la mirada perdida y la mente ocupada. Un reflejo me hizo buscar las cámaras, focos y equipo cinematográfico a sus espaldas, pero no lo encontré. Él es así, el antihéroe introvertido y frío que interpreta en las películas. En negro, chaqueta negra, camisa negra, pantalón negro y zapatos negros. Como otras veces mi vida traspasa el celuloide y ya no distingo si vivo en una película o si la película persigue mi vida. Y se me dibujó una sonrisa, Eduard Fernández. Magnífico compartir ese instante minúsculo en el que nos tocó un agujero de gusano.

17 d’abril 2016

Con manta y bozal


Me sentía cómo aquel perro que encontré en el metro. Le cubría una manta y le cerraba la boca un bozal, a penas podía sacar la lengua y respirar. 

Había tenido suerte en esta vida, podría haber sido una magnífica mariposa, pero mis circunstancias no me dejaron pasar de pupa. No metamorfosicé, tan solo me quedé encerrada.

No es tan fácil romper las cadenas, porqué aunque las rompas éstas te han dejado unas secuelas que no te dejan caminar con normalidad. Te han capado.
Tenemos bozales y nos hemos acostumbrado a ellos. Llevamos manta y nos hemos acostumbrado a ella.

4.IV.2016

 

23 de març 2016

Colón en miniatura


Dos personas portan dos carabelas de madera en sus manos mientras una tercera carga un gran tapiz enrollado. Y es que nunca había sido tan portable eso de ir en busca del tesoro.

En estos días en los que vivimos atrapados en las obligaciones, solo nuestras mentes nos permiten vivir otras vidas y otros tiempos que quizás un día se hagan realidad si nos empeñamos a llevar adelante aquello que queremos ser.


28 de febrer 2016

Olvido programado


La obsolescencia programada, el olvido de ti en la red y como el pasado se va desvaneciendo. A veces tomas decisiones, otras dejas las cosas atrás, otras veces son ellos que deciden que desaparezcas.

No saber qué hacer
Cajas que se quedan en hogares previos
Páginas de resultados que desaparecen
Reales decretos que extinguen planes de estudios
Tesis que se apolillan
Lo que pudo ser ...¿y ahora qué?

26.XI.2015


27 de febrer 2016

Vidas ~ XVIII

Ayer cené con Jordi, mi amigo del cole que hace siete años me miró a los ojos y me dijo que yo había sufrido abusos sexuales infantiles, que él lo había reconocido y que a él también le había pasado. Era la primera fiesta de reunión del cole después de diez años, y tengo que decir que me dejó bastante trastornada, pero no fue hasta hace dos años que volvió a aflorar todo. Este fin de semana nos volvimos a encontrar en otra cena de cole, y me dijo que tenía cosas que explicarme, que habían pasado muchas cosas en estos años. Ayer cené con Jordi.

Hasta ayer por la tarde no empecé a estar un poco nerviosa, y fue mientras le esperaba a la salida del metro que me invadió el miedo. Pero solo duró hasta su llegada, después fue todo bien, muy bien, descubrí una persona que no conocía. Me abrumó su cultura, nunca pensé que aquel niño se convertiría en esta gran persona que es ahora.

Hablamos mucho, aunque en realidad esto no ha sido más que el inicio de la conversación. No sé hacia donde llevará todo esto. Le tenía miedo pero a la vez me provocaba curiosidad, ¿y si tuviera la clave?, pero ya no lo tengo, hoy me sentía tranquila. No sé lo que voy a hacer, no sé si voy a leer sobre el tema, no sé si me voy a meter en algún foro, no sé si voy a ir a las terapias de la fundación, no sé si voy a hacer algo, tampoco sé si seguiré escondiéndome y huyendo. Pero me sentí bien, me siento bien, y quiero seguir hablando.

Un besito y buenas noches.

26 de desembre 2015

Al que llegó a mí


Entonces el azar llegó a mí y lo dejó todo patas arriba. Como adolescentes bebemos del sudor de nuestros cuerpos llegados al éxtasis y no pensamos en que al despertar alargaremos el brazo al otro lado de la cama y no estará allí. La vida se ha convertido en una retahíla de futuros y de distancias irreconciliables. Suerte que la madurez le da un tono de sabiduría y paciencia que nos permite volvernos locos sin perder la cordura. O eso querría pensar...

...sabiendo que al final acabaría llegando a mí y nos volvería locos!