28 febrer 2015

Vidas ~ XV



La campagne défile de Ynot-Na


A la izquierda el sol del atardecer francés tiñe de un verde luminoso campos de viña y cereal salpicados por molinos de viento. Serio, no se ha quitado la chaqueta del traje en todo el trayecto. No se ha dado cuenta hasta aquel pequeño gesto iluminado que ella es así, libre y soñadora, más allá de un mundo que la acaricia aunque no se deje.

Después del desvío el verde se ha vuelto magnífico, las nubes también. A la derecha se ve la vía del tren, más allá una fina línea de humedales, una gran franja de azul cercano y otra más oscura al fondo. Ya han sobrepasado el lago cuando en la altura se intuye que era una lengua de mar invadiendo la tierra. Aterciopelados azules y verdes. Él ha girado la cabeza y le ha empezado a sonreír. Ella quiere alcanzar a ver el mar pero él siempre intercepta la mirada con una sonrisa esbozada bajo aquel bigote fino y alargado que sube y baja alegremente. Un par de miradas han cruzado el pasillo.

Al detenerse el autocar, el conductor ha dicho algo que él no ha entendido, por su aparente inmutabilidad ha percibido que ella sí lo había comprendido y le ha preguntado. No se han entendido.

Él estaba en España y no entendía el castellano, ahora ella va a Francia y no entiende el francés, una historia de incomunicación perpetua.
8.V.2014


16 febrer 2015

Vidas ~ XIV


Solitudine - Erice, ADLH 2014
Solitudine - Erice, ADLH 2014

No se le había convocado. Pero en un momento de nostalgia se pensó que sería capaz de reunir el pasado, y se le llamó, aunque ahora sabemos que hubiera sido mejor dejarlo allí, en el pasado.

Fue después de recorrerse todo el país y justo antes de emprender de nuevo el gran viaje. Al llegar parecía estar a gusto, se cree que lo estaba, y tampoco se sabe si dejó de estarlo. Simplemente ahora miran hacia atrás para comprender en qué momento decidió romper el pacto y no hacer lo que se le había encomendado.

Dejar satisfecha a la mujer que había dejado en el punto de partida. Solo tenía que hacer lo que se esperaba de él, aunque quizás pecaron al no decírselo, al confiar que él lo comprendería. Si lo hubiera entendido y hubiera sentido otra vez, aquel fondo brillaría en sus ojos y provocaría el encendido de una llama del pasado que dejaría en penumbra el oscuro presente. Pero no.


11 febrer 2015

Pienso más en ti de lo que te escribo


Descifro el entusiasmo que esconden
las repeticiones de tus letras...



Haber dejado de ser fiable. Que ya seré yo quién decida, aunque sea a última hora y deje tirado a quién sea y cómo sea. Acabé aprendiendo lo peor de ti, cuando me podría haber quedado con aquella perseverancia en conseguir tu objetivo. Ahora que lo disfrutas y que estáis juntos, yo me quedaría con sentir el calor que desprendíais abrazados y estar a vuestro lado viendo una película en aquel sofá helado. No necesitaba nada más, y mis yemas acariciando furtivamente tu jersey sin que él se pudiera dar cuenta. Nada más, no necesitaba nada más. Miento, me gustaría mucho más. Volvería a verte como aquella vez en un sueño y te observaría cómo afrontas ahora lo que te viene. Ya no estoy allí, no parece ser mi lugar. Miento, me gustaría estar ahí, pero ahora quién debe disfrutar eres tú. Por fin te tocó el turno de vivir.

Nunca he sabido permanecer hasta el momento de recoger los frutos. Nunca, fue siempre así, y ahora solo puedo imaginar vuestras risas. Me alegro, y mientras, pienso en la parálisis que te provocan mis caricias, en si algún día tendremos una relación sexual nuestra, sin barreras mentales, sin deudas, para disfrutarla. No miento.

I.2015

 

08 febrer 2015

Vidas ~ XIII


Fue en ese preciso instante cuando empezó a desintegrarse. En adelante todo fue decadencia en su cuerpo y en los que la rodeaban. Empezó a fallarle la vista, después las piernas, y poco a poco fue perdiendo vida. Se dejó llevar en aquel espacio inerte que llegaría y del cual ya era espectador. Su alrededor también caminaba el paso de un tiempo que ya nos puso fecha de caducidad.

21.XII.2014


07 febrer 2015

Eran témpanos de hielo


Eran témpanos de hielo, la estampa fascinaría a Aki Kaurismäki. Personas con la mirada perdida mientras el agua fluía, burbujeaba, humeaba. Cada uno en su mundo, entrando en un trance en el que se dejaba llevar. Ese juego en el que dejas que el agua circule por tus venas hasta que congele los pensamientos. Entonces ese instante y nada más, solo tus ojos perdidos en la eternidad.

21.XII.2014

11 gener 2015

Caminar amb els peus nus


He començat l'any sense agenda, la mateixa de l'any passat serveix com a llibreta on escriure pensaments que no vull que volin. Començo aquest meu nou any sense res escrit, com si el tornar a néixer en aquesta edat permetés que les pàgines fossin realment blanques. Em permeto fer les passes en allò que vull perquè la voluntat m'empeny, i res més no importa, hem vingut nus per a construir el nostre camí. Em prometo no donar cabuda a la fugida d'un passat que mai podrà ser canviat. Serà la tasca de crear una sendera en la que cada passa venci la ingravidesa de l'ara i que modeli un pes, que lluny de ser cada cop més mort, acabarà volant on només ell vulgui.

Només xiuxiueja'm, que ara és l'inici...

10 gener 2015

Asincronía


Acostumbrados a estrenar camas, dobles y de matrimonio, en hoteles y apartoteles, de casa y del extranjero.
~

Respiras con el ritmo pausado de un ángel que ya ha llegado a la cima de la culminación. La melodía de la música nos mece mientras duermes y me agazapo a tu lado. No es necesaria más mecha que tu calor para encenderme, dirigirme a aquella cueva que no llegamos a profanar y recorrerme.

~
...momento para la relajación después del éxtasis asíncrono.

02 gener 2015

Vidas ~ XII


Le da vueltas, infinitos círculos le separan del siguiente paso. No puede caminar, se siente terriblemente encajado en una iteración que no tiene manera de resolver. Debe encontrar la fotografía que imprimirán en su tarjeta de crédito. Aquel trozo de plástico que a modo de tarjeta de visita entregará en cada una de las compras que hará en los próximos cinco años. Piensa que un día por casualidad se la dará a un caza-talentos de la fotografía venido a menos. ¿Cuántas veces comprará en el supermercado en los próximos cinco años?


30 desembre 2014

Tres años de metamorfosis


Cap d'Any 2014 pel Canadà Pirinenc 
Natura i Aventura (30.12.2013-01.01.2014)

El último año, los dos últimos años, los últimos tres años. La vida da tumbos, tanto si tomamos decisiones como si hacemos dejadez de nuestras funciones.

Hace tres años estuve hibernando, picoteando, transformando relaciones, meditando, sin saberlo dándole forma a lo que pasaría hace dos años. La metamorfosis empezaba a andar sus primeros pasos. Hace dos años se dieron muchos cambios, la pérdida de libertad, la vuelta a la formación más formal, un amor de verano que con mucho dolor sigue doliendo y una profunda caída a los infiernos más profundos de mi pasado. Hoy precisamente hace un año que se empezaba a cristalizar la salida, un conjunto de acontecimientos se sucedieron. La transformación nunca se acaba, seguimos siendo crisálidas y adultos en potencia a la vez. De todas maneras, echando la mirada atrás puedo decir que efectivamente ese fin de año fue el que visiblemente desencadenó un sinfín de cambios que se estaban realizando y otros que estaban por venir. 

Este fin de año no habrá doce chupinazos que iluminen la oscura media noche del lago helado de refugio de Camporells, pero seguiré caminando. Aún quedan muchas cosas por hacer, tantas otras por arreglar, y esperemos que menos por padecer.


26 desembre 2014

Ya no queda espacio para el vacío


Un minuto treinta segundos es el tiempo que estaré observando cómo mi taza llena de agua da vueltas dentro del microondas.
Mientras, veo la taza girar. 
Mientras, reflexiono. 
Mientras, quedo hipnotizada.
No es normal, ahora ya no es común estar durante un minuto y treinta segundos sin la mente conectada en remoto a otras personas mediante el móvil. Hemos reducido el tiempo al aburrimiento, hemos cedido el espacio vacío ante el empuje de la plenitud. Siempre estamos recibiendo datos y emitiendo respuestas, pero ya no le queda espacio a la reflexión o al ensimismamiento.
El vacío como generador de plenitud ha perdido su utilidad.
El ensimismamiento como la reflexión han dejado de tener su papel en esta sociedad bañada en datos. Nos dejamos llevar por no querer pensar, y ahora que suenan los pitidos del minuto y treinta segundos imagino el último reducto humano de reflexión: sentado con los codos sobre las rodillas, las manos aguantando la barbilla, esperando a que fluya todo, cuerpo y mente.