17 d’abril 2016

Con manta y bozal


Me sentía cómo aquel perro que encontré en el metro. Le cubría una manta y le cerraba la boca un bozal, a penas podía sacar la lengua y respirar. 

Había tenido suerte en esta vida, podría haber sido una magnífica mariposa, pero mis circunstancias no me dejaron pasar de pupa. No metamorfosicé, tan solo me quedé encerrada.

No es tan fácil romper las cadenas, porqué aunque las rompas éstas te han dejado unas secuelas que no te dejan caminar con normalidad. Te han capado.
Tenemos bozales y nos hemos acostumbrado a ellos. Llevamos manta y nos hemos acostumbrado a ella.

4.IV.2016

 

23 de març 2016

Colón en miniatura


Dos personas portan dos carabelas de madera en sus manos mientras una tercera carga un gran tapiz enrollado. Y es que nunca había sido tan portable eso de ir en busca del tesoro.

En estos días en los que vivimos atrapados en las obligaciones, solo nuestras mentes nos permiten vivir otras vidas y otros tiempos que quizás un día se hagan realidad si nos empeñamos a llevar adelante aquello que queremos ser.


28 de febrer 2016

Olvido programado


La obsolescencia programada, el olvido de ti en la red y como el pasado se va desvaneciendo. A veces tomas decisiones, otras dejas las cosas atrás, otras veces son ellos que deciden que desaparezcas.

No saber qué hacer
Cajas que se quedan en hogares previos
Páginas de resultados que desaparecen
Reales decretos que extinguen planes de estudios
Tesis que se apolillan
Lo que pudo ser ...¿y ahora qué?

26.XI.2015


27 de febrer 2016

Vidas ~ XVIII

Ayer cené con Jordi, mi amigo del cole que hace siete años me miró a los ojos y me dijo que yo había sufrido abusos sexuales infantiles, que él lo había reconocido y que a él también le había pasado. Era la primera fiesta de reunión del cole después de diez años, y tengo que decir que me dejó bastante trastornada, pero no fue hasta hace dos años que volvió a aflorar todo. Este fin de semana nos volvimos a encontrar en otra cena de cole, y me dijo que tenía cosas que explicarme, que habían pasado muchas cosas en estos años. Ayer cené con Jordi.

Hasta ayer por la tarde no empecé a estar un poco nerviosa, y fue mientras le esperaba a la salida del metro que me invadió el miedo. Pero solo duró hasta su llegada, después fue todo bien, muy bien, descubrí una persona que no conocía. Me abrumó su cultura, nunca pensé que aquel niño se convertiría en esta gran persona que es ahora.

Hablamos mucho, aunque en realidad esto no ha sido más que el inicio de la conversación. No sé hacia donde llevará todo esto. Le tenía miedo pero a la vez me provocaba curiosidad, ¿y si tuviera la clave?, pero ya no lo tengo, hoy me sentía tranquila. No sé lo que voy a hacer, no sé si voy a leer sobre el tema, no sé si me voy a meter en algún foro, no sé si voy a ir a las terapias de la fundación, no sé si voy a hacer algo, tampoco sé si seguiré escondiéndome y huyendo. Pero me sentí bien, me siento bien, y quiero seguir hablando.

Un besito y buenas noches.

26 de desembre 2015

Al que llegó a mí


Entonces el azar llegó a mí y lo dejó todo patas arriba. Como adolescentes bebemos del sudor de nuestros cuerpos llegados al éxtasis y no pensamos en que al despertar alargaremos el brazo al otro lado de la cama y no estará allí. La vida se ha convertido en una retahíla de futuros y de distancias irreconciliables. Suerte que la madurez le da un tono de sabiduría y paciencia que nos permite volvernos locos sin perder la cordura. O eso querría pensar...

...sabiendo que al final acabaría llegando a mí y nos volvería locos!


06 d’octubre 2015

Al que dejé pasar


Estaba sutilmente borracho, y eso es un gran qué teniendo en cuenta que acababa de conocer a un irlandés de despedida de soltero. Estaba agradablemente gracioso e interesado, incluso era fácil de creer. Cuando volvió de la pausa le dije que se sentara a la vera de su futura mujer, lo que provocó empezar a decidir dónde viviríamos, coincidimos que una granja podría ser un buen lugar.

Le pregunté qué es lo que quería, a lo que contestó que me quería a mi, interpreto que entera. Entonces le pregunté que antes de llegar a eso qué deseaba, y accediendo le di mis datos. Nos veríamos al día siguiente, lo repitió un par de veces. No nos despedimos, nos íbamos a ver al día siguiente, y aunque no me hubiera dejado ir, simplemente acarició con la palma de su mano el arco de mi espalda.

Este suave recuerdo que mantengo de una persona a la que probablemente no vea nunca más, y aquel y si que me martillea mentalmente cada vez que intento una nueva combinación de palabras en el buscador. Pero no aparece, como si fuera una persona inexistente o producto de mi mente. El hombre de mi vida, al que pude tocar, al que miré a los ojos y al que dejé pasar.

Cómo pude dejarlo todo al azar...



07 de setembre 2015

Nada


Esta jodida sensación de acabar siempre perdiendo el culo por ti, o el otro, o el de más allá. Acabo sobrevolando mi vida y pensando que soy una pringada que pierde su vida por los demás y no consigue que nadie la trate de igual. Perderse en las ilusiones. Nada. Sonará fuerte Second de fondo, y nada. Nada.


05 de setembre 2015

Unspeakable


No poder dir-te que t'estimo, que lluito perquè no siguis l'home de la meva vida, malgrat no aconseguir-ho. Et veig i no m'adono que m'afectes, doncs no podria suportar saber que altres dones se't mengen, i ho fan. Perquè només de veure't amb aquell somriure em fas perdre el sentit, i no em puc resistir.

13 d’agost 2015

El descanso del guerrero


Claus en hidràulics
Claus en hidràulics, ADLH 12.VIII.2015

Poner en horizontal la cama viajera,
la que un día compraste en París,
trasladaste a Valencia y más tarde,
me llevé a Barcelona.

Qué necesidad de descanso tiene el guerrero.

18 de juliol 2015

Vidas ~ XVII


Aquella mañana Carmen no dejó el sudoku en el buzón y fue así como supe que había muerto. Se quedó sin respuestas y su corazón dejó de latir. La perdimos y con ella sus sonrisas y miradas veladas. Nada más permaneció mientras todo quedó escrito en sus párpados cuando la encontré inerte como el sofá que la sostenía.

Nivel difícil. 3 vidas. Game over.