13 de gener 2007

La chica sobre la nevera - Etgar Keret

Cubierta de La chica sobre la nevera y otros relatos (Etgar Keret)


Mi auto-regalo de cumpleaños. No sé donde leí o escuché una recomendación sobre este libro escrito por el israelí Etgar Keret. Parece que es un escritor que aquello que escribe lo convierte en best-seller en Israel. Cuatro libros de relatos cortos, una novela, tres cómics y un libro. Pero lo que me gustó de él no fue eso, no. En realidad fue la fuerza que tenía parte de un relato que ponían como ejemplo de su estilo en la recomendación. Aquellos mismos días hablaba con un amigo y no sé cómo iba la conversación que yo le dije a la conclusión interna a la que había llegado: Yo no serviría para escribir novelas, no tengo una mente como para crear una trama, solo sé escribir cosas cortas. A lo que él me pregunto que qué problema había con escribir cosas cortas. Él tenía razón, siempre admiré a las personas que saben sintetizar, a los cortometrajistas, a aquellos que saben valorar las cosas pequeñas de la vida. Así que después de unos días pensé que necesitaba encontrar la manera de leer más. No tengo tiempo. Aunque en realidad me paso todo el día leyendo textos científicos en inglés, tan parecido a la literatura! Recordé Etgar Keret y sus relatos cortos, pensé que era una buena solución para poder leer cada día: empezar y acabar una historia en la misma noche. Lo conseguí en La Casa del Llibre con un módico descuento de carnet de estudiante, este aun me sirve. Por la noche estaba sin fuerza pero al meterme en la cama decidí empezar a disfrutar mi regalo. Quise leerme el texto de la contraportada, sentir el tacto de la tapa, leer la cita, mirar la faja que lo acompañaba ... pero no tuve suficiente y no me pude resistir, debía leer mi primer relato y descubrir si había sido un buen regalo. Romper el cerdito es el primero de los cuarenta y ocho relatos que acompañan a La chica sobre la nevera. Por fin la contraportada hacía justicia a lo que pasaba en el interior del libro.
Etgar Keret nos ofrece unos cuentos muy cortos que se suceden al ritmo trepidante de la vida israelí, revelando una realidad insoportable y conmovedora [...] Moviéndose entre la vida corriente y la fantasía, expresan su disconformidad e incomodidad ante la realidad, hablan de la violencia, de la debilidad humana, de perdedores sin ambiciones, de soñadores que todavía creen poder cambiar el mundo y, también, de la generación de los treintañeros incorregiblemente apegados a la infancia, y todo ello en un lenguaje coloquial, precipitado y natural en el que se reconocen las técnicas del pastiche, del kitsch y del video clip.
Desde el primer relato me ha cautivado, seguro que lo seguirá haciendo.



La chica sobre la nevera y otros relatos
Etgar Keret
Nuevos Tiempos (89), Ediciones Siruela
Traductora: Ana Bejarano (traducción del hebreo)
ISBN: 84 - 841 - 021 - 5
188 páginas

5 comentaris:

  1. Señora de la huerta, a raíz de su comentario sobre los relatos cortos, películas cortas o su pasión por todo lo pequeño¿? iba a dejarle un extracto de la novela que estoy leyendo que hablaba de eso, de la necesidad o no de contar historias de excesiva extensión. Sin embargo no lo encuentro, así que para poder quedar igual de pedante y cultureta le dejo otro que también viene al cuento (nunca mejor dicho):

    -Ensaya la novela-sugirió Tom.
    -Lo malo es que me distraigo en cuanto empiezo a escribir cuentos...,y me asusta escribirlos en lugar de vivirlos... Me pongo a pensar que la vida me espera en los jardines del Ritz, en Atlantic City o en el bajo East Side.

    Qué gran frase la de me asusta escribirlos en vez de vivirlos, a mí me ha llegado. Bueno, saco de nuevo mi lado frívolo, y le comento, dispuesto totalmente a montar una fiesta, su persona merece eso y mucho más, por supuesto que sí (qué pelota que soy).

    ResponSuprimeix
  2. Per molts anys Eva.

    ResponSuprimeix
  3. Eva, vaig ser jo qui et va dir allo de "qué problema había con escribir cosas cortas"? o no?
    Buenu, jo quan ho he llegit he flipat, mai ningu havia fet referencia a res del que jo hagues dit. Un honor.
    A mi això de les coses curtes m'agrada sobretot en la musica. M'encanten les cançons de un minut i pico o dos minuts i poc mes. M'encanta la capacitat d'emocionar a partir de pocs elements. I els curtmetratges tambe, tot i que hi ha cada truny com un puny.
    Un abrassu

    ResponSuprimeix
  4. Querida Alegría:
    gracias por el link a tu interesante post... (ves, ya tengo ansias de terminarme de leer lo que empecé el lunes y adquirir esta recomendación tuya..., dios mío, lo mio es una enfermedad seria!!).
    Yo también admiro a aquellos artistas que son capaces de emocionar en minutos, a veces en segundos... Te recomiendo este blog...(no sólo por la admiración y amor fraternal que me une a él sino por sus cualidades cinematográficas como cortometrajista y relatista).

    http://ivansainzpardo.blogia.com

    un beso y un sueño de relato breve.

    ResponSuprimeix
  5. Muchas gracias Amandine... ya hace unos meses que tropecé con el Iván en la red. Un amigo me pasó su caracol soñador y eso me llevó a bajarme todos sus cortos y seguirle. Lo tengo linkado en la barra derecha, sí, esta interminable lista de links ;)

    ResponSuprimeix