21 d’abril 2008

Llueve azahar mientras nieva chopo


Paseo bajo la lluvia de azahar y la nieve de chopo mientras el sol va escondiéndose y marca los tejados. La melodía de los pájaros y el perfume de las calles me inunda hasta caer rendida a sus pies. Subo una pequeña calle empedrada sin salida. Me siento en la salida de una cochera marcada por el tiempo y cierro los ojos. Entro en un éxtasis donde empiezo a ver poetas andalusís recitando por las calles mientras la ciudad en pleno apogeo vive su florecimiento cultural. Después de unos días paseando por sus calles nos planteábamos el plantar nuestro bolet allí y pasar una temporada.
Córdoba, 2.4.2008


18 comentaris:

  1. aix... aquest passeig teu m'ha recordat un que vaig fer soleta una tarda de gener pel poble de Vaquèira... vaig agafar el carrer central del poble i vaig pujar i baixar tots els carrers que confluïen amb el principal. perquè tots aquests pobles petits tenen tants cul-de-sacs?

    molt maca, la descripció! :)

    ResponElimina
  2. Que te l'olor de la flor del taronger, que a molts ens fa sonmiar....?

    ResponElimina
  3. ....que gusto sentirse como en casa en un lugar desconocido....

    ResponElimina
  4. Me han dicho que Córdoba es preciosa y veo que no se equivocan. Yo me quedé prendada de Granada (será que tengo vena andaluza por parte de madre) :)

    Petonets!

    ResponElimina
  5. Que bien viajar así, yo nunca he tenido esos momentos de extásis, de poder percibir todo eso.

    Besos.

    ResponElimina
  6. Núr, interessant ha de ser el silenci de la neu d'aigua. Els pobles petits tenen culs-de-sacs perquè són petits, sinó els carrers serien immensament llargs com patim a les ciutats.

    aigua la flaire de la tarongina és ideal per a transportar-te sigui on sigui. Ara estic llegint Son de Mar de Manuel Vicent, i acabo de llegir un passatge en el que tot el poble es torna boig en l'època de floració dels tarongers que es veu traduït en un amor suprem i unes ganes de follar permanents sota dels tarongers, a la platja, a les cantonades, a la muntanya...

    humilde, pues sí que es verdad, dice mucho de ese paraje cuando en escasos cinco días te conquista.

    Lo, pues los que te lo han dicho tienen razón... aun no he ido a Granada, nos pasaremos un día.

    TOROSALVAJE solo se necesita relajar el alma y abrir la mente, lo demás corre a cargo del lugar y del azahar ;)

    ResponElimina
  7. anónimo t23/4/08 13:33

    Canto a Andalucía (1936)

    Cádiz, salada claridad... Granada,
    agua oculta que llora.
    Romana y mora, Córdoba callada.
    Málaga, cantaora.
    Almería dorada...
    Plateado Jaén... Huelva: la orilla
    de las Tres Carabelas.
    Y Sevilla.

    Manuel Machado (1874-1947)

    ResponElimina
  8. Gracias por tu aportación anónimo t. Solo he podido estar en Almería y Córdoba... deberé seguir la ruta para comprobar lo que decía Machado.

    ResponElimina
  9. anónimo t24/4/08 22:57

    De nada, Alegría... sí, tenemos la suerte de que se hayan escrito versos como tales, pero lo mejor, es que todos ellos se materializan, se hacen realidad, en esta tierra... Espero que no tardes en bajar a estos campos andaluces desde tu "huerta", pues te aseguro que te dará para muchas entradas.

    Hasta pronto! ;)

    ResponElimina
  10. anónimo t... usted no será quién yo creo??
    De todas maneras, tiene toda la razón y quizás me tendría que montar una ruta en bicicleta por esas tierras, para sentirla directamente en las venas.
    Disfrute de la primavera que llega ;)

    ResponElimina
  11. ¿Cómo andalusís? Córdoba fue reconquistada en el 1236. LLeva más tiempo siendo cristiana que bajo el dominio islámico.

    ResponElimina
  12. Siento haber herido su coranzoncito de vampiro... De todas maneras, a veces el hecho de cerrar los ojos y dejar la mente volar le permite a una viajar no solo a otros lugares sino a otros tiempos. El éxtasis de la lluvia de azahar me llevó al siglo IX cuando poetas, filósofos y científicos nacían y se trasladaban a Córdoba como lo fueron Averroes (Ibn-Rushd) o Avicena. Efectivamente, otra cosa es la actualidad...

    ResponElimina
  13. anónimo t29/4/08 16:18

    Pues no sé... supongo que no soy, quién quieres que sea :(
    De todas formas, la invitación a esta tierra, está hecha, Alegría. Te agradezco que me hayas recordado que estamos en primavera...

    Saludos, y hasta pronto.

    (Gracias por el homenaje a la "t")

    ResponElimina
  14. Creo que sí que eres quien eres y quien yo creo que eres y quien yo quiero que seas. Todo esto lo has hecho para que te tutee ;)
    Sí, estamos en primavera, aunque nuestras hormonas nos vuelvan locos y depresivamente desgraciados.

    Besos... tendré que hacerte una visita!

    ResponElimina
  15. anónimo t11/5/08 20:41

    Sigo pensando que no soy quién tú quieres que sea, aunque eso me en"t"ristece :( pues, te estarás llevando una decepción! sí, te escribo desde el sur... y aunque llegué aquí por causalidad, no era mi intención, hacerte ver que yo era otra persona. Lo siento, de verdad.

    Un saludo.
    Hasta pronto!

    ResponElimina
  16. Eh, yo no quiero que seas nadie mas que seas tú mismo, anónimo t. El problema es que como a todos nos pasa, la palabra anónimo nos desconcierta. Las casualidades son el motor de nuestras vidas. No vuelvas a decir lo siento, no lo soporto, es frasee de culebrón de sobremesa. Sigue pasando por aquí alegrándome la huerta ;)

    ResponElimina
  17. anónimo t13/5/08 15:56

    No lo volveré a decirlo :)
    Y gracias de nuevo, por querer que siga paseándome por tu huerta, no creo que te la pueda alegrar mucho, pero sí regarla...
    Grandes, grandes abrazos, Alegría...

    No quiero que te desconcierte mi anonimato, yo ya no me siento "anónima", pero le he cogido gustillo al nombre jeje

    Lo dicho. Hasta pronto.

    t

    ResponElimina
  18. Jejeje... te pillé!! Ya sé quién eres!! No sé porqué no había pensado en ti y solo el hecho de descartar el 50% de la población me hizo llegar a ti. No es ni mejor ni peor, pero una gran alegría que después de tanto tiempo de dejar el papel, el boli, los sobre y los sellos en el cajón hayamos vuelto a comunicarnos más o menos asiduamente. Gracias a la huerta por ser nuestro marco de reencuentro ;)

    Gracias t por pasarte por aquí, ahora sí que ya no te dejo que no vuelvas!!!

    ResponElimina