11 de setembre 2008

Caos calmo (Antonello Grimaldi, 2008)




Caos calmo... me gusta la contradicción del título. Cómo se puede vivir la calma en el completo caos. No reaccionar porqué aún no ha llegado el momento o no se ha encendido el interruptor que nos haga reaccionar. Ayer E. me decía que mientras estamos en el ojo del huracán no hay ningún problema, éste viene cuando necesitamos salir de él porqué por cojones debemos pasar por amplias zonas de tormentas y vientos fuertes. Pienso que quizás no escogemos cuando salir de él, simplemente las circunstancias o el devenir del tiempo nos llevan a salir.


Atención, suaves spoilers!


Todo empieza con la muerte de la mujer de Pietro Paladini, la película versa sobre cómo afrontan esa pérdida él y su hija Claudia. La película no tiene mucho y bien, para no sentirse una estafada pues intenta buscar entre esas pequeñas cosas que puedes sacarle. No voy a hablar de la escena polémica que en Italia casi provocó la censura integrista de la película, simplemente diré que se sale de la línea de la película provocando tal perplejidad que llegué a pensar que quizás todo era un sueño. Volvamos a la extracción de pequeñeces... me gustan las secuencias en las que la música de fondo nos deja ver como pasa la vida silente del protagonista. La que realmente me gustó es la que muestra el punto de inflexión de sus sentimientos; ese viaje en coche, esos ojos que poco a poco se ponen vidriosos, esas luces rojizas y ese estallido interior que padece. Alguien me comentó que parecía un tanto irreal su manera global de reaccionar a la pérdida de su mujer, no sé si es irreal pero encuentro curiosa la solución del escritor (pues la película es una adaptación de la novela homónima de Sandro Veronesi) para explicar todo el huracán de situaciones, encuentros, llamadas, reuniones, abrazos, pensamientos, sentimientos que vive el protagonista en el parque frente al colegio de Claudia. Me gusta Nanni Moretti, no lo puedo remediar y es que le da ese toque italiano a los personajes, esa tono que traspasa la pantalla y te llega directamente como un cubo de agua fría. Lo conocí en Caro Diario (Nanni Moretti, 1993) y en el fragmento "Diaro di uno Spettatore" del film colectivo Chacun son cinéma ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s'éteint et que le film commence (2007). Destacar la aparición camorresca de Roman Polanski.


He vuelto a mis andadas, mirar la cartelera e ir sin mirar atrás. Reconocer parejas mientras ato la bici, divisar citas a ciegas cuando espero pacientemente en la butca y huir de ex parejas al salir del cine. ¿Qué otras coincidencias o situaciones surrealistas me va a deparar la vida?


4 comentaris:

  1. la dejé pasar pero quiero ver esta película...
    eso de volver a las andadas suena bien :) me alegro!!

    una abraçada!

    ResponSuprimeix
  2. cuando la vea te diré, por lo cuentas tiene muy buena pinta

    ResponSuprimeix
  3. La tinc,la tinc apuntada. Ei, ahir vaig anar també al cine -"Yo servi al rey de Inglaterra", potser sense saver-ho, vaig ser objecte de les teves reflexions

    Salut!

    ResponSuprimeix
  4. Lola, ya te digo que tampoco es una obra maestra pero se deja ver. Volveremos a las andadas para no dejar de hacer lo que nos gusta, que nada ni nadie nos amargue!
    Petons!!

    glog, tiene algunos puntos pero ni mucho menos es una peli redonda.

    Pilt Rafa, doncs segurament sí que vam coincidir... però la veritat és que anava tan capficada que segurament no et vaig veure.

    ResponSuprimeix