29 de desembre 2008

Monroy (I), Pablo Palazuelo - Índia Moderna


Monroy (I) (1974) by Pablo Palazuelo



Síndrome de Stendhal.
Seguramente no os producirá tal síndrome ver este cuadro de Palazuelo, pero a mi en cierta manera sí me lo produjo. No pude evitar quedarme quieta, mientras intentaba superar el vértigo interno que me producía el observar ese laberinto de líneas y tonos verdosos. Me coloqué debajo de su inmensidad dejándome llevar por su psicodelia. Decenas de personas pasaban por esa sala mientras yo no podía dejar de reseguir la línea. El arte se torna a veces tan irracional, como nuestros actos. Arte geométrico, abstracto, lineal, mínimo... pero tan sugerente. El principio y el fin de una imagen erróneamente pensada como especular. Apariencias que lejos de engañar lo que hacen es crear nuevos espacios y oportunidades para el más allá.


Abro los ojos, olvido los recuerdos y
me lanzo a la vertiginosa experiencia...



Este y otros cuadros relacionados con la India colonial hasta la India global actual se pueden disfrutar hasta el 15 de febrero en el IVAM dentro de la exposición Índia Moderna organizada por la Casa Ásia y el IVAM, en colaboración con el Ministerio de Cultura.



7 comentaris:

  1. El quadre m'ha semblat prou bunik, tot i que no em produeix cap mena de sensació de vertigen... Així i tot, sé què vols dir! :)

    ResponSuprimeix
  2. Tengo sensación de hipnósis más que de vértigo.

    Quizás me la autoprovoco.

    Besos.

    ResponSuprimeix
  3. El arte es una forma de reequilibrarse. A nadie se le pide que sea artista, el artista surge por necesidad. Y en su obra nos reconocemos, y también nos reequilibramos.
    Alegría, bonita tesitura en la que moverse.
    Un abrazo.

    ResponSuprimeix
  4. Núr has de tenir en compte que la fotografia del quadre no fa gaire justícia amb ell :( Està bé que l'art ens impacti, d'una manera o altra, que no ens deixi indiferents, que ens permeti pensar... Bon any!!

    TOROSALVAJE, pues quizás fue hipnósis cuando empecé a reseguir la línea... Bon any!!

    jaumeduran, supongo que en nuestras vidas tenemos puntos de creatividad. A veces no los reconocemos, pensamos que son brotes de locura. Otras veces los reconducimos y somos capaces de crear, sea para nuestra propia terapia o sea para darle forma a nuestra creatividad. Bon any!!

    ResponSuprimeix
  5. A abrir los ojos, y a comernos el mundo Alegría! :*

    ResponSuprimeix
  6. Que termines bien el año viejo, Alegría.
    Y que nos acompañes todo el 2009, Alegría.
    Te mando un cálido abrazo desde Bienos Aires y los mejores deseos

    Juan

    ResponSuprimeix
  7. glog, pues sí... a abrir esos ojos y dejar que hagan chiribitas o lo que haga falta ;) A comer, a comer!!

    Juan MDL, pues sí seguimos estando por aquí, con más frío que en Buenos Aires pero en definitiva resistiendo a lo que nos echen. Te seguiré acompañando y leyendo todo aquello que nos transmitas, espero seguir viéndote por mi huerta.

    ResponSuprimeix