12 de setembre 2007

En el intento


¿Qué sentiste cuando intentabas suicidarte? En aquel preciso momento en el que el viento y los pequeños copos de nieve te cortaban la cara y caíste junto a la bañera.
Siempre te lo quise preguntar, pero nunca llegué a coger las fuerzas suficientes como para hurgar en un pasado duro. Ayer, te tenía a mi lado y veíamos Todas las azafatas van al cielo, no pude reprimir pensar que si no fuera por tu poca destreza en el arte del suicidio quizás no estarías aquí.
A quién debo darle las gracias, ¿al azar o al destino?


9 comentaris:

  1. Vaya! La pregunta del millón ... ¿azar o destino? Bufff, quién sabe! Esta es una de esas cuestiones existenciales que gentes mucho más capaces que yo se han preguntado durante siglos y, que yo sepa, todavía no tiene respuesta clara. Ni siquiera aquí, en pleno siglo XXIV, jaja.

    Pero hablando en serio, al final, si lo que de verdad te importa es que esa persona siga contigo ... bueno, ¿pues porqué no darle las gracias a ambos, al azar y al destino? Así, probablemente, siempre los tendrás a ambos de tu parte para todo lo que tenga que venir.

    En fin, ya ves lo espesito que ando, xiqueta. Hoy no soy capaz de nada mejor, lo siento. Pero, pierde cuidado, que yo sigo siendo un Alegria-adicto de postín y el final de mi tunel profesional está ahí mismo ... a tocar, que diuen. Espero pues para entonces poder llamarte sin falta a tu champiñón ... y hablar y hablar y hablar y venga a hablar, en la más pura tradición de los truenos de mi comarca ;-)

    Hasta entonces, vida larga y próspera!

    ResponSuprimeix
  2. Hay muchas más preguntas del millón ¿el huevo o la gallina? ¿el papel de wàter debe colgar por la pared o por fuera? ¿existe la vida extraterrestre? ... pero a parte de eso siempre divierte hacer conjeturas sobre si nuestro sino viene determinado por el destino o si el azar juega un papel más importante del que pensamos.

    Picard, no sé ya en qué año estelar debes estar, pero pensaba que ya no asabas por la huerta. el champiñón se está haciendo grande y con muchísimo gusto recibiré esa llamada desde otras civilizaciones, incluso romulianas ;)

    Petons Stirling!!

    ResponSuprimeix
  3. Y no es la misma cosa azr y destino? cada vez estoy más convencido.

    ResponSuprimeix
  4. A la torpeza que, justo, en esos momentos se hace grande y se dignifica.

    Besos

    ResponSuprimeix
  5. Señor de la Suburbia, pues es posible, la verdad es que yo tengo mi propia teoría sobre esto. Yo creo que en realidad solo hay una cosa. Como científica debo pensar y pienso que todo es azar. Pero en el caso que el destino existiese todo estaría escrito y hasta la ilusión humana de pensar que existe un azar no tendría sentido porqué estaría escrito en el destino. Quizás un día escriba sobre ello y os ponga un cortometraje sobre este tema.

    Nosotros mismas, primero de todo quería hacer efectiva la bienvenida a mi huerta, por cierto... es alegre!! Tienes toda la razón, gracias a esa torpeza que a veces le caracteriza y que por otro lado hay momentos en los que es prudencial.

    nastrudillu, doncs gràcies a mi... no! :p

    ResponSuprimeix
  6. La comoditat de subjugar-se a la infinitat de les possibles variables i no cedir humilment al pensament de que no sóc jo la que escriu les pàgines de la meva vida.

    Per pretensiosa, jo trio l'atzar i no el destí.

    ResponSuprimeix
  7. sir a ese no se le dan las gracias, que ya produce suficientes desgracias.

    SíoNo, ben triat però a vegades està bé esforçar-se per a donar-li més possibilitats al fet que a tu t'interessa, no?

    ResponSuprimeix