07 de febrer 2015

Eran témpanos de hielo


Eran témpanos de hielo, la estampa fascinaría a Aki Kaurismäki. Personas con la mirada perdida mientras el agua fluía, burbujeaba, humeaba. Cada uno en su mundo, entrando en un trance en el que se dejaba llevar. Ese juego en el que dejas que el agua circule por tus venas hasta que congele los pensamientos. Entonces ese instante y nada más, solo tus ojos perdidos en la eternidad.

21.XII.2014

Cap comentari:

Publica un comentari