16 de febrer 2012

Sangre siberiana


No hay nada como participar en el Relatos en cadena sin apuntar bien las bases... pero bueno, la cuestión es participar, desengrasar las neuronas y dejarlas correr. Lo que debería haber sido Se dibuja una sonrisa mellada se acabó convirtiendo en Se dibuja una sonrisa mediana...


Versión 1
Se dibuja una sonrisa mediana en el instante que no sé si reír o llorar. Recuerdo que todo empezó con un inofensivo constipado que parecía tornarse gripe, pero el termómetro no subía. Mi temperatura descendía en picado y cuando llegó al bajo cero levanté la mirada. Se me heló la sangre al ver aquella mujer ataviada de negro.

Versión 2 definitiva: Sangre siberiana
Se dibuja una sonrisa mediana en el instante que no sé si reír o llorar. Recuerdo que todo empezó con un inofensivo constipado que parecía tornarse gripe, pero el termómetro no subía. Mi temperatura descendía en picado y cuando llegó al bajo cero levanté la mirada. Se me heló la sangre al ver el reluciente filo de la guadaña.


2 comentaris:

  1. Usted sigue con la temática friolera. Ya le dije que a mí me sobra calor. Quedemos donde haga más frío y lo comprobará.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Mmmmm...es que realmente el termómetro bajaba y no había manera de hacerle subir la temperatura. Pues o sube usted y comprobamos su estado exotérmico o me bajo yo y lo hacemos con mi endotermia... Ay si nos vieran Allen y Drexler por un agujerito!!

      Suprimeix